Alstom aspira a convertirse en líder del mercado ferroviario y crecer un 5% anual en cuatro años

Alstom confía en convertirse en líder del mercado ferroviario en todos los segmentos del mercado, con un crecimiento anual estimado del 5% de su facturación de aquí a 2020. Así lo ha señalado Henri Poupart-Lafarge, presidente mundial y consejero delegado de Alstom, en la presentación de las prioridades estratégicas, operativas y financieras de la compañía a nivel global para los próximos cuatro años.

La multinacional ha definido un objetivo claro para 2020: ser un actor líder en todas las regiones del mundo y en todos los segmentos del mercado. Para ello, además del incremento de las ventas, prevé que el margen del EBIT alcance el 7%, ajustado a tipo de cambio constante.

Este margen se verá beneficiado de un mayor volumen, una cartera de productos diversa y una mejora constante de la excelencia operativa. Según detalló Poupart-Lafarge, el plan estratégico para alcanzar estos objetivos se divide en 5 líneas de actuación: organización centrada en el cliente, gama completa de soluciones, creación de valor a través de la innovación, excelencia operativa y medioambiental, y en lo relativo a la plantilla aumentar su diversidad interna.

Respecto a su reorientación al cliente, Alstom confía en convertirse en el primer o segundo operador en todos los mercados y segmentos donde opera. La compañía está organizada en regiones independientes, cada una con su propia cadena de suministro y red de centros industriales y tecnológicos locales. La necesidad de reforzar esta red e incrementar las competencias locales generará una inversión adicional de 300 millones de euros en los próximos tres años.

En cuanto a la gama de soluciones, la compañía asegura que ofrece la gama más amplia de soluciones del sector, desde piezas hasta trenes completos, soluciones de señalización, servicios, y sistemas ‘llave en mano’. En 2020, las unidades de señalización, los sistemas y los servicios deben representar el 60% de las ventas globales de Alstom, frente al 47% actual.

QUE UN TERCIO DE SUS PEDIDOS SEAN DE NUEVOS PRODUCTOS

Para Alstom, la innovación es fuente de competitividad y diferenciación, así como un catalizador para nuevos contratos y mercados. La compañía quiere que en 2020 el 30% de sus pedidos procedan de productos de nuevo desarrollo. Los principales ejes de innovación buscan reducir el coste de los productos y servicios a lo largo de todo el ciclo de vida, así como mejorar la experiencia del pasajero.

Además, a través de la mejora de la competitividad y de la excelencia operativa se espera que los ahorros en los sistemas de aprovisionamiento y compras alcancen los 250 millones de euros anuales. En términos de excelencia medioambiental, el consumo de energía de los productos de Alstom se reducirá en un 20%, al tiempo que la compañía disminuye en un 10% el gasto energético de sus instalaciones y operaciones.

En materia laboral, con el reto de ser un reflejo de la pluralidad de los pasajeros y clientes de Alstom, la compañía confía en aumentar “de manera significativa” la diversidad interna. Entre los objetivos, se encuentra conseguir que el 25% de los cargos directivos sean ocupados por mujeres y que el 50% de los altos directivos sean no europeos. La firma asegura que los empleados de Alstom en todo el mundo comparten la misma cultura, respaldada por fuertes valores de integridad y ética.

Alstom opera en el mercado del transporte ferroviario, en constante crecimiento (+2,8% anual). La demanda sigue siendo fuerte, impulsada principalmente por la urbanización y las necesidades de promover medios de transporte sostenibles. El transporte urbano continúa siendo el segmento de mercado con el crecimiento más significativo (+4,1% anual).

Según las proyecciones de la compañía, para responder a las crecientes necesidades de movilidad es necesario desarrollar soluciones que reduzcan los costes de mantenimiento, fomenten el ahorro de energía, incrementen la vida útil de los equipos y ofrezcan una mayor disponibilidad. Además, y debido a la fuerte competencia entre los distintos modos de transporte, cada vez tienen más peso los aspectos relacionados con la seguridad, el rendimiento y la sostenibilidad. La capacidad para localizar la producción y la ingeniería también se está convirtiendo en un aspecto clave.

Para saber más de Juan María Iñiguez Alstom lavozlibre.com

Alstom sets out strategy for 2020

ALSTOM: Chairman & CEO Henri Poupart-Lafarge and CFO Marie-José Donsion presented Alstom’s strategic, operational and financial priorities for 2020 at a meeting with investors and financial analysts at its signalling site at Villeurbanne in France on March 30.

Following the divestment of its energy activities to GE, Alstom is now focused on transport, a market which it said is showing steady growth of 2·8% per year with strong demand driven by urbanisation and environmental concerns. Urban transport remains the market sector with the most significant growth, averaging 4·1% per year.

Alstom’s ambition for 2020 is to be ‘the preferred partner of cities, countries and operators, providing an answer to their mobility needs’. This means being a top-tier player in all regions and markets. The company recognises that its customers operate in varying national regulatory environments, and says that all require capital and operational expenditure optimisation through reduced maintenance costs, energy savings, life extension and improved availability. Requirements increasingly include improved safety and environmental performance, while the ability to localise production and engineering is becoming a driver of decisions by public-sector customers.

The strategy for 2020 is based on five pillars:

  • Customer-focused organisation: Alstom aims to be number one or two supplier in all continents, and to achieve this will be structured as ‘empowered’ regions each with their own supply chain using local resources and strengths. Alstom is to spend €300m to reinforce its networks and local competences over the next three years.
  • Complete range: Alstom aims to offer the widest range of products and services, from components to trainsets to fully-integrated systems, with signalling, systems and services to represent 60% of sales by 2020.
  • Value creation through innovation: Alstom believes innovation offers competitiveness and differentiation, and wants 30% of its orders to come from newly-developed products by 2020. The main areas of development are the total cost of ownership and the passenger experience.
  • Operational & environmental excellence: Alstom aims to reduce its costs to outpace global price decreases and support margin improvement, with sourcing savings expected to increase to €250m/year. Manufacturing and engineering footprints will grow globally, while in Europe they ‘will be adapted to the workload’. There will be ‘strong management actions in place’ on working capital, while energy consumption is to be reduced by 20% for products and by 10% for operations by 2020.
  • Diverse & entrepreneurial people: Alstom currently employs 32 000 people. It is aiming for 25% of management or professional roles to be occupied by women and 50% of the senior management and talent pool to be non-European within five years.

Alstom recorded sales of €6·2bn and booked €10bn of orders in the 2014-15 financial year. Its objective is that sales should grow organically by 5% per year by 2020, with around 100% conversion from net income into free cash flow. Adjusted EBIT margin should reach around 7% by 2020, driven by volume, portfolio mix and the results of ‘operational excellence’ actions.

Para saber más de Juan María Iñiguez Alstom leer railwaygazette.com