Silvia Villar-Mir vicepresidenta de OHL

El relevo generacional al frente de OHL se ha materializado en una reunión del consejo de administración en la que se ha hecho firme la salida de Juan Miguel Villar Mir de la presidencia y del propio órgano de decisión. Toman el mando sus hijos, Juan y Silvia Villar-Mir , el primero como nuevo presidente y la segunda como vicepresidenta primera. Ambos eran consejeros de la sociedad, al igual que el tercero de los hermanos, Álvaro Villar-Mir , si bien el primero lleva 20 años en el órgano de decisión de la cotizada y la entrada de su hermana se produjo en 2008.

La sombra del fundador es alargada y es su hombre de máxima confianza, Tomás García Madrid , ingeniero de Caminos de 54 años, quien asume el papel de consejero delegado en sustitución de Josep Piqué . Sus poderes superan a los del exministro y tendrá atribuciones sobre todas las área de negocio, mientras Piqué dirigía Construcción y Servicios, sin entrar en las decisiones que afectan a OHL Concesiones .

Junto a estas tres novedades, Juan Miguel Villar Mir, cercano a los 85 años, ha ocupado las dos vacantes en el consejo que dejan su salida y la de Piqué, y ha fichado como dominicales en representación de Grupo Villar Mir al presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Juan Antonio Santamera , y a quien dirige las finanzas de Grupo Villar, Manuel Garrido .

Se trata de los primeros cambios en lo que Villar Mir padre ha bautizado como “nueva etapa” para la compañía.

Transición y relanzamiento

García Madrid, antiguo y destacado alumno de Villar Mir en la escuela de Ingenieros de Caminos, ha sido el verdadero hombre fuerte en OHL junto al ya expresidente. Estaba en las grandes decisiones y también en el más ínfimo de los detalles. En sus manos, la tarea de asegurar una transición ordenada mientras OHL afronta notables retos.

Villar-Mir hijo y su consejero delegado deben acelerar la ejecución de un plan estratégico 2015-2020 que podría sufrir retoques, pero que en lo fundamental apunta a la concentración de la empresa en mercados estables de América y Europa.

También se ha buscado la diversificación del riesgo de construcción acudiendo a contratos pequeños y medianos para no depender exclusivamente de grandes obras. OHL ha tenido conflictos contractuales en los últimos años en Argelia, Turquía, Rusia, Arabia Saudí o Catar. Sus reclamaciones por impagos han llegado a superar los 1.000 millones de euros, lo que obligó a fuertes provisiones. En la actualidad sigue demandando en vía judicial o arbitrajes 341 millones a distintos clientes.

Otros frentes de actuación son el abaratamiento de la deuda; la deseada vuelta al Ibex , aparejada a un incremento de la capitalización; la recuperación del investment grade de las agencias de calificación Moody’s y Fitch , y la recuperación de un mayor volumen en el dividendo, son otros importantes retos a corto plazo.

Para saber más de Silvia Villar-Mir leer entornointeligente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.