Alstom y el Metro de Londres, premiados por sus soluciones de eficiencia energética

Alstom, junto con el Metro de Londres, ha conseguido reconocimiento internacional este año gracias a la aplicación de nuevas tecnologías de recuperación y eficiencia energética. La subestación reversible de Alstom HESOP, en funcionamiento en el metro londinense ha sido premiada como tecnología del año en los galardones anuales de la Railway Industry Awards y Transport Times.

Hesop es una subestación avanzada de alimentación eléctrica reversible desarrollada por Alstom. En servicio comercial desde 2015 en la estación Cloudesley Road, (Victoria Line) ha sido diseñada para mejorar la eficiencia energética en el transporte suburbano, reducir la inversión en infraestructura, disminuir las emisiones de CO2 y mejorar la temperatura en los túneles de la red metropolitana.

El Metro de Londres cuenta con 270 estaciones y recorre más de 400 kilómetros de vía, de los cuales el 55% transcurren bajo tierra. Construida en los años 60, la Victoria Line transporta 200 millones de pasajeros al año, y es una de las líneas más usadas de Londres. Discurre íntegramente bajo tierra, por lo que resulta de vital importancia la aplicación de tecnologías que reduzcan la temperatura y contaminación ambiental.

Hasta un 40% menos de consumo de energía

Hesop funciona recuperando y transfiriendo la energía generada por los trenes durante la frenada, para su posterior utilización dentro de la red eléctrica ordinaria. Hesop es capaz de recuperar el 99% de la energía de tracción generada durante la frenada, que normalmente no es aprovechada.

Además, al recuperar la energía y el calor generado durante la fase de frenado de los trenes, HESOP también ayuda a mantener una temperatura adecuada en los túneles, un aspecto especialmente importante para el Metro de Londres, cuyo sistema cuenta con túneles pequeños que concentran fácilmente el calor. De este modo, la subestación Hesop ayuda también a optimizar los equipos de refrigeración y se consigue enfriar el metro sin grandes inversiones en equipamiento adicional, como pozos de ventilación.

En total, la subestación HESOP puede permitir un ahorro de hasta el 40% de la energía utilizada por los sistemas de transporte urbano (metro, tranvía o cercanías). Hesop ha sido, con anterioridad, implementada la línea T1 del tranvía de París y, próximamente, se incorporará al sistema de transporte urbano de Milán, al metro de Panamá, el metro de Riad y tranvía de Sídney (los dos últimos en fase de construcción, actualmente).

Para saber más de Juan Maria Iñiguez Alstom Transport leer profesionaleshoy.es

Adjudican al consorcio formado por Alstom y Bombardier el contrato de señalización ERTMS para la red de cercanías de Barcelona

Un contrato de instalación y mantenimiento valorado en 73 millones de euros, para el tramo L’Hospitalet de Llobregat-Mataró. Un consorcio formado por Alstom y Bombardier ha ganado un contrato para suministrar sistemas de señalización ERTMS nivel 2 y 20 años de servicio de mantenimiento, para la línea de cercanías de 56 km que une L’Hospitalet de Llobregat y Mataró, en el área de Barcelona.

Para saber más de Alstom transporte Antonio Oporto leer Acifi

Demetrio Carceller impulsa la cerveza como bastión del sector agroalimentario europeo

Demetrio Carceller Arce, presidente de Damm, cumple tres años al frente de la asociación de cerveceros de Europa, The Brewers of Europe, y en el ecuador de su segundo mandato, para el que fue reelegido por unanimidad, considera que se están cumpliendo los objetivos que se marcó cuando asumió el cargo: impulsar y consolidar la industria cervecera como un bastión clave del sector agroalimentario en Europa.

Demetrio Carceller Arce resalta “el impacto que tiene el mundo de la cerveza no sólo como industria, sino como dinamizador de una agricultura de alto nivel; como una de las piezas esenciales para el sostenimiento del sector de la hostelería y el ocio y como seña de identidad de una cultura y un estilo social y de vida eminentemente europeos”.

The Brewers of Europe está formada por 29 asociaciones cerveceras nacionales de cada uno de los países europeos (incluyendo a Noruega, Suiza y Turquía, no miembros de la Unión Europea). Fundada en 1958 y con sede en Bruselas. La representación española la ostenta la Asociación de Cerveceros de España.

En Europa hay unas 5.500 fábricas que producen casi 400 millones de litros repartidos en 29 países. El sector genera dos millones de empleos, entre directos e indirectos, exporta 74 millones de litros cada año y su volumen de negocio supera los 65.000 millones de euros. Más del 70% de los empleos, destaca la asociación presidida por Demetrio Carceller Arce, son empleos en hostelería. La agricultura acumula, por su parte, el 15% de los empleos.

La reelección de Demetrio Carceller Arce al frente de la industria cervecera europea es el resultado de la importante labor realizada por el conjunto de Cerveceros de España, que nos ha colocado como cuarto productor europeo, con un impacto en el economía española que supera el 1,4% del PIB.

Entre los proyectos de Demetrio Carceller Arce hasta el final de su mandato al frente de The Brewers of Europe figura la promoción de las 130 variedades de cervezas elaboradas en Europa. Una diversidad que ejemplifica las compañías cerveceras de nuestro país, que en los últimos años vienen apostando por el lanzamiento de nuevos tipos de esta bebida, como las extra, especiales, abadías, negras, sin alcohol, de trigo, etc. El sector representado por Demetrio Carceller Arce se consolida así como una de las bases más sólidas del sector agroalimentario europeo.

Para saber más de Demetrio Carceller leer diariosigloxxi.com